Ditchling en la década de 1920

viernes, 5 de noviembre de 2010

Interesante desarrollo de trabajo semi independiente y local

Traducimos y reproducimos a continuación una nota publicada en el periódico británico The Economist, que, creemos, puede ser de interés.


Tercerización virtual

Trabajo móvil

Una manera de ganar dinero con mensajes de texto

The Economist | 28 de Octubre de 2010 | Nueva York

La idea llegó a Nathan Eagle, un investigador del Instituto de Tecnología de Massachusetts, durante un curso que dictaba en la Kenia rural. Se dio cuenta que, dado que tres cuartos de los 4.600 millones de usuarios de teléfonos móviles del mundo viven en países en vías de desarrollo, un aparato tecnológico útil está actualmente llegando a las manos de un gran número de gente que podría querer utilizar el equipo para hacer algo de dinero. Para ayudarlos con eso, se le ocurrió un servicio que llamó txteagle que distribuye pequeños trabajos que pueden ser llevados a cabo mediante el envío de mensajes de texto a cambio de pequeños pagos.

Sólo el 18% de la gente en el mundo en vías de desarrollo tiene acceso a la Internet, pero más del 50% tenía un teléfono móvil a fines de 2009 (un número que se ha más que duplicado desde 2005), de acuerdo con la Unión Internacional de las Telecomunicaciones. Un estudio demuestra que sumar 10 teléfonos móviles cada 100 personas en un país en vías de desarrollo típico, dispara el crecimiento del PBI per cápita en 0,8 punto porcentual.

El Sr. Eagle espera que txteagle haga lo suyo mediante el “crowdsourcing” móvil —“tercerización entre la multitud”, el descomponer trabajos en pequeñas tareas y encargarlas a un montón de individuos—. Estos trabajos con frecuencia requieren conocimiento local y van desde cosas como comprobar los carteles de las calles en el Sudán rural para un servicio de navegación satelital, hasta traducir palabras en un dialecto keniata para empresas que intentan extender su comercialización. Una mujer que vive en zonas rurales de Brasil o la India tienen acceso limitado al trabajo, comenta el Sr. Eagle, “pero aún así ella puede usar su teléfono móvil para recolectar datos locales sobre precios o productos o, incluso, completar encuestas de mercado”. Los pagos se transfieren a los teléfonos de los usuarios mediante un servicio de dinero móvil, tal como el sistema M-PESA que maneja Safaricom en África, o proveyendo más crédito para realizar llamadas.

Al trabajar con más de 220 operadores móviles, txteagle puede llegar a 2.000 millones de suscriptores de 80 países. Ya es el mayor empleador en Kenya y todo el tiempo se están encontrando nuevas maneras de usar el sistema. Recientemente, una gran firma de medios pidió ayuda al Sr. Eagle para monitorear sus comerciales televisivos en toda África. La empresa estaba preocupada de que, aunque hubiese pagado los derechos de transmisión, sus comerciales pudiesen ser reemplazados por otros de las compañías televisivas locales. De ese modo, txteagle pagó a gente local para mirar y, luego, enviar por mensaje de texto notas sobre los comerciales vistos. “Nunca se me hubiese ocurrido a mí”, dijo Eagle. Por eso es que no está realmente seguro acerca de qué tan grande puedan llegar a ser estos pequeños trabajos mediante mensajes de texto.

Trabajador móvil

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...